ASOCIACIÓN ESPAÑOLA DE BIOPATOLOGÍA MÉDICA

Identificarse

El primer objetivo del profesional sanitario es no hacer daño al paciente.
En la actualidad, ese concepto de non nocere debe ser entendido de una manera extendida: generar molestias e incomodidades al paciente, someterlo a otras pruebas que conllevan riesgo o retraso diagnóstico también es nocivo. Y desde el punto de vista de la sanidad pública, aunque no se genere daño, el consumo de recursos de manera innecesaria es una manera de hacer daño, no a un paciente, sino al conjunto de la sociedad.


No hay peticiones inapropiadas sino laboratorios que tratan las peticiones como órdenes de trabajo y no como interconsultas diagnósticas.


El presente documento tiene su origen en el proyecto “Compromiso por la Calidad de las Sociedades Científicas en España” http://www.msssi.gob.es/organizacion/sns/planCalidadSNS/cal_sscc.htm  promovido por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. El proyecto, enmarcado en las actividades de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias, fue impulsado desde el propio Ministerio en respuesta a una iniciativa de la Sociedad Española de Medicina Interna (SEMI), para acordar recomendaciones de “no hacer” avaladas por la evidencia científica. Esta propuesta intenta reproducir otras internacionales como la “Choosing Wisely” en los Estados Unidos, o las del NICE (National Institute for Health and Care Excellence) de Reino Unido.


Ya son casi 50 las sociedades científicas que han hecho sus recomendaciones en este proyecto. Una de ellas ha sido la Asociación Española de Biopatología Médica-Medicina de Laboratorio (AEBM-ML), con un panel de 5 medidas, las cuales aparecen en este documento. Al finalizar esta etapa con el Ministerio, nos quedó al grupo de trabajo la sensación de que el resto de propuestas que no habían sido seleccionadas también eran importantes y continuamos trabajando en ellas con el fin de promoverlas y sacarlas a la luz, objetivo logrado con la publicación de la presente monografía.


Al mismo tiempo, cada recomendación contiene un epígrafe donde se proponen diferentes indicadores de rendimiento (Key Performance Indicator-KPI) útiles en el seguimiento de estas medidas, tras su introducción en la práctica clínica.

 

Acceso a la Monografía

 

¡Este sitio usa cookies!

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto